martes, 26 de agosto de 2008

"Carta de hijo a su madre antes del aborto"...




Escúchame mamá: Yo nunca hable contigo antes, y quizá jamás lo haga, pero… quiero saludarte… ¿Cómo estas?, ¿Qué se siente estar allá fuera y pertenecer a la vida?, ¿Dónde esta mi padre?... Últimamente te he notado muy inquieta y se que has decidido separarme de ti, de mis ojitos han brotado muchas lágrimas, pues aunque soy muy pequeñito, y no logres verlo… ni sentirlo, tengo sentimientos incesantemente grandes.

Me han comentado que la vida es muy bella, aunque tú vivas maldiciendo la tuya… yo hubiera querido estar en tus brazos, sentir tu calor de madre, ver tu sonrisa al verme llegar cada día después del colegio… sentirme amado y protegido por una familia…

Aunque tú me dejes, quería preguntarte algo…


¿Por qué te avergüenzas de mi?, ¿Por qué te empeñas tanto en que tú y yo nos separemos?, ¿Es cierto que no me quieres?...
¿Entonces, fui yo el motivo de tu llanto, de tu ira y que tu rostro se sonrojara frente a tus amigos?... ¿Acaso no soy de tu sangre, de tu cuerpo, y alma de tu alma?...

Pero a pesar de que quieras arrancarme pedazo a pedazo de tu vientre y ser… y que mi corazoncito dejará de dar latidos junto al tuyo…yo seguiré viviendo en tus recuerdos y tu conciencia…

Me hubiera hecho muy feliz ser tu hijo, tu amigo, tu compañero de penas y alegrías, aquel motivo de tus sueños o el aire que necesitas para respirar…pero tú no quisiste, después de esto no tengo mucho que decirte, tan solo que…ya me había encariñado contigo… es triste y ya ha llegado el momento, ahora solo falta que apoye mis labios en tus entrañas, para que después no puedas desprenderte de ese beso y este adiós…

Pues aunque no llegamos a disfrutar uno del otro, aunque nunca sentí ni una sola de tus caricias, ni jamás las sentiré, recuerda que yo siempre te ame desde un principio y que desde tu agonía y la mía, seguiré gritándote… ¡Mamá!...